Muchos de nuestros clientes siempre nos han preguntado las diferencias entre las Muselinas, los arrullos y las mantillas para bebé, de cuando se deben de utilizar, los tamaños, etc. En este post te aclaramos todas estas dudas que desde nuestra visión como padres hemos tenido.

Las Muselinas

Las muselinas son un tejido tipo gasa, algunas de ellas están fabricadas con dos tejidos 70% Bambú y 30% Algodón, y suelen tener un tamaño bastante grande como por ejemplo de 120 x 120cm en cuadrado, son muy suaves y muy finitas.

¿Para qué la solemos usar? las muselina se suelen usar bien para cuando se está dando el pecho y te quieres tapar, para ponerla encima del bebé, se puede usar para cuando se da el caso de que el bebé regurgita y el carro el capazo esté manchado de ponerlo encima de la colchoneta para proteger a tu peque, también se puede usar para arropar a tu bebé se duerme, cuando estamos de paseo para tapar el carro para que no entre luz, pero siempre dejando una apertura de ventilación. Las muselinas suelen ser muy prácticas y son multiusos. Vale para estas cosas.

Los Arrullos

Los arrullos son en general 100% algodón y suelen ser más pequeños que las muselinas con medidas por ejemplo de 75 por 80 cm
Se suelen usar generalmente para el hospital y para los primeros meses de tu peque por el tamaño que no llegará a taparlo entero cuando lo quieras arropar.

No suelen ser muy gordos, son más bien finitos.

Las Mantitas

Las mantillas, en algunos casos los denominan toquillas, que son también 100% algodón, pero son más grandes, que también se usan para el hospital dependiendo de la época del año en la que se dé a luz y que éstas suelen medir ya unos 120cm.

Estás mantillas suelen ser multiusos que nos va a valer para tener el bebé arropado, para cogerlo en brazos, para el carro, etcétera. El tacto de estas mantillas son muy suaves y lo podrás usar durante toda la vida porque nos vale para una cuna, el carro o como mantilla de sofá.

Share This