Una de las actividades más especiales que puedes hacer con tu bebé recién nacido es darle un baño. Es un momento de relajamiento, que une y fortalece esa conexión emocional entre los padres y sus pequeños durante los primeros meses de vida.

Para ello, la bañera de tu hijo o hija debe cumplir ciertos requerimientos indispensables para tu comodidad y la de tu bebé. El espacio que esta ocupa, los accesorios, la manera en que esta te permite transportarla, son cosas a tener en cuenta antes de hacer tu compra.

Te mostramos los mejores modelos, con todos sus beneficios, y alguna que otra desventaja que se pueda notar según tus necesidades, para que te hagas una idea de cuál es el indicado para ti.

Las 6 mejores bañeras para tu bebé

La variedad que puedes encontrar es infinita, te mostraremos de varias clases, diseños y materiales, analizando profundamente cada una. Seguro alguna de estas 5 bañeras se ajusta a tus expectativas y requerimientos.

– Cambiador y bañera Brevi

Empezamos con una bañera ideal para aprovechar al máximo el espacio del cuarto de baño: la instalación es directa sobre la bañera. Con la inclusión de cambiador, esta bañera te permite bañar e inmediatamente vestir al bebé. De esta forma evitarás cambios de temperatura que podrían ser dañinos.

Esta bañera también ofrece posiciones 6 posiciones de altura, por lo que no tienes que preocuparte si eres muy alto o un tanto bajo. Otra ventaja que ofrece esta marca es una versión con una estructura con patas, por lo que si no tienes bañera puedes colocarla en la habitación o una ducha.

Entre las pocas desventajas es que su diseño no muy ergonómico, no tiene un soporte para tener a tu bebé con su espalda inclinada. Sin embargo, esto se puede solucionar con un adaptador. Esto también puede afectar el vaciado: al abrir el desagüe puede quedar algo de agua estancada.

– Bañera y cambiador Chicco Cuddle & Bubble

Otra bañera con cambiador que hará el proceso de vestir a tu bebé después del baño mucho más sencillo. Esta tiene 3 posiciones de altura, por lo que te ahorrará algún dolor de espalda al usarla, sin embargo, ten en cuenta que incluso así puede ser muy alta para personas bajitas.

Con su diseño ergonómico es ideal tanto para bebés recién nacidos, que requieren estar semi tumbados, o para bebés de más de 6 meses que, por lo general, les gusta estar sentados al bañarse.

Es muy sencillo llenarla o vaciarla, su inclinación facilita que esta se vacíe adecuadamente. Aunque como inconveniente, podrías observar que el desagüe es algo pequeño, por lo que tardará un poco en vaciarse del todo.

La mejor ventaja de esta bañera es su bandeja organizadora, que te permite colocar todos los accesorios que necesites al momento de bañarlo y al momento de cambiarlo. Finalmente, su estructura permite plegarla, por lo que ocupa poco espacio para su almacenamiento o traslado.

– Bañera Shnuggle

Lo primero que notarás al observar esta bañera es lo original de su forma, parece una campana invertida. Precisamente este diseño es lo que le da su mayor ventaja: el bebé puede estar sentado e inclinado sin resbalarse.

Entre otras de sus ventajas encontramos que tiene un asiento en el fondo que permite a tu bebé estar reclinado y, además, un respaldo acolchado para que no se lastime con el plástico.

Otra ventaja de la forma de la bañera es que permite gastar menos agua, por lo que tu bolsillo se verá beneficiado. La única desventaja de su diseño es que se puede quedar pequeña cuando el bebé alcance los 8 o 10 meses.

En cuanto a la altura, ya que no tiene soporte, puedes optar por soluciones caseras como ponerla encima de una mesa, aunque el fabricante ofrece la opción de unas patas que se le adaptan perfectamente.

– Bañera flexible Plastimyr

Esta bañera cambiador es diferente a las otras dos que hemos incluido en la lista, tiene una cubeta de plástico flexible que te permitirá plegar su estructura completamente, como si fuera una tijera. Gracias a este aditamento, podrás guardarla en casi cualquier lugar ya que no ocupa más espacio que una tabla de planchar.

Entre los aditamentos que incluye se encuentran dos rulos de goma espuma a ambos lados del cambiador, para evitar caídas o golpes al bebé mientras lo cambias.

En la parte lateral, esta tiene unos bolsillos para colocar todo lo necesario para el baño como los jabones y  las esponjas. De igual forma, en la parte inferior, encontrarás una bandeja para colocar los pañales y otros objetos del bebé.

Entre las desventajas que podemos encontrar de la bañera podemos mencionar que no tiene tapón, sino un tubo de desagüe, por lo que tienes que vigilar la posición del tubo para no vaciar la bañera antes de tiempo.

Otra desventaja a mencionar es que, debido a su flexibilidad, solo aguanta un peso de 11 kilos, por lo que solo durará hasta que el bebé tenga un poco más de 1 año.

– Bañera Hoppop

Esta bañera, con su diseño tan sencillo y minimalista, parece más un objeto para decorar tu hogar que una bañera. El diseño no es solo atractivo, también es práctico, gracias a su doble pared el agua permanece más tiempo caliente.

Un accesorio muy particular de esta bañera es su tapón: cambia de color si el agua está demasiado caliente para tu bebé, lo que hace muy seguro el usarla. Además, cuenta con dos discretas asas que permiten trasladarla y vaciarla de forma muy sencilla.

En comparación a las otras bañeras, esta tiene una vida útil muy larga. Gracias a su tamaño y al material con el que está hecha, esta puede durarte hasta que tu bebé tenga hasta 3 años.

Debemos señalar que, para bebés recién nacidos, quizás quieras comprar un adaptador, la bañera es bastante profunda por lo que tu bebé, probablemente, encuentre difícil sostenerse.

Otra de las pocas desventajas es que el fabricante ha sacado del mercado las patas, por lo que tendrías que recurrir al mercado de segunda mano para adquirirlas y, como otras de esta selección, la inclinación no es óptima para el desagüe, aunque esto no presenta mayor dificultad que posicionarla adecuadamente para sacar el agua.

– Bañera Plegable Homcom

Es una de las mejores bañeras plegables del mercado. Es una bañera muy util cuando tienes poco espacio en tu casa o cuarto de baño. Es de plástico flexible y se pliega como si fuese un acordeón.

Su material no es tóxico y cumple con todas las normativas de seguridad.

Las patas son plegables y antideslizantes, la bañera es un poco resbaladiza por lo que tienes que tener mucho cuidado con tu bebé.

Share This